Musika-Música 2022 (II)

Conciertos Extraordinarios
Palacio Euskalduna (Bilbao)


6

MAR 2022

18:00 h

Otros

El segundo concierto extraordinario de la XI edición de Musika Música dedicada a la Naturaleza en la música se divide entre el bucólico Concierto campestre para clave y orquesta de Francis Poulenc, máximo representante del Grupo de los Seis, y el célebre Cantus Arcticus para pájaros y orquesta del añorado compositor finlandés Einojuhani Rautavaara.

PROGRAMA II

Francis Poulenc (1899-1963):

Concierto campestre para clave y orquesta

I. Allegro Molto
II. Andante
III. Finale: Presto

Einojuhani Rautavaara (1928-2016):

Cantus arcticus, concierto para pájaros y orquesta

I. Suo (la ciénaga)
II. Melankolia (melancolía)
III. Joutsenet Muuttavat (cisnes migrando)


***

Ignacio Prego, klabea/clave
Orquesta Sinfónica de Navarra/Nafarroako Orkestra Sinfonikoa
Julio García Vico, zuzendaria/director


***

Los años que siguieron al final de la Gran Guerra, los compositores del área de París experimentaron un regreso a lo esencial, a la claridad formal y al equilibrio de texturas y temas, en lo que se conoce como Neoclasicismo Musical. Satie, Stravinsky o Ravel, defendieron lo que Cocteau definió como Música de cada día, sencilla y luminosa como la del Clasicismo. Dentro del grupo de Los Seis [Les Six] fue Francis Poulenc (1899-1963) quien en mayor medida se comprometió con esta tendencia artística. Su Concierto campestre para clave es la obra que mejor transmite este espíritu de la claridad en todos los aspectos. Surgió tras el encuentro de un joven Poulenc de veintiocho años con la célebre clavecinista Wanda Landowska, quien descubrió al compositor francés las obras de los clavecinistas franceses del Barroco. Ella fue quien estrenó la obra en la Sala Pleyel de París, el 3 de mayo de 1929.

Junto con el concierto de Falla, también dedicado a Landowska, es una de las partituras más interesantes dedicadas al clave en el siglo XX. Una de las mayores dificultades que presenta es la consecución de un equilibrio sonoro entre el clave y la orquesta. Poulenc consiguió crear una atmósfera brillante y de gran colorido orquestal, con claras alusiones a la música francesa del XVIII; con el estilo galante que caracteriza a las ornamentaciones y ligereza del Allegro Molto inicial. Un encantador Andante en ritmo de siciliana da paso al Presto Final que se desarrolla con constantes diálogos entre el clave y la orquesta, de brillantes coloridos tímbricos.

La naturaleza es la guía que ha alimentado el lenguaje de un compositor finlandés de gran sensibilidad, Einojuhani Rautavaara (1928-2016). Cantus Arcticus es su obra más célebre, un Concierto para pájaros y orquesta que compuso en 1972 después de recorrer los lagos de su país como naturalista y registrar en cinta magnetofónica numerosas grabaciones de las aves que allí anidan cada primavera. Entre evocadoras atmósferas orquestales, Rautavaara incluyó grabaciones de diversas aves, consiguiendo un universo sonoro en comunión con la naturaleza en el que el canto de cada ave es tratado como si de un instrumento solista se tratase.

Cantus Arcticus fue compuesto para la inauguración de la Universidad de Oulu, cerca del Círculo Polar. Está organizada en tres movimientos de concierto: El pantano, en el que las flautas introducen sugerentemente el canto de las aves; Melancolía, grabación ralentizada de una alondra cornuda; y Cisnes migrando, que incorpora los graznidos de los cisnes al tiempo que la orquesta inicia un crescendo que culmina majestuoso como el vuelo de estas elegantes aves migratorias.

Calle Sandoval, 6. 31002 Pamplona, Navarra. T +34 948 229 217 info@orquestadenavarra.es
Horario de oficinas: lunes a viernes de 9:30 a 16:00 h.

2022 © Orquesta Sinfónica de Navarra